Padres sin miedo

Presentación
 
Antes de que nazca, el padre ya sabe lo que quiere para su hijo. Desea que sea buen alumno en la escuela, que termine sus estudios universitarios, que se gradúe, que sea un profesional, que se compre una gran casa, que tenga maestrías, que le dé nietos, que sea exitoso. La vida del pequeño ya está hecha y él ni siquiera ha salido del vientre materno.

Los tiempos han cambiado y pretender que lo muchachos sigan el mismo camino de los padres o cumplan con sus aspiraciones ya no es válido. Al menos así lo considera el conferencista Walter González.

Este especialista piensa que los jóvenes no quieren copiar los modelos de sus padres. Ya no buscan éxito sino reconocimiento. Allí es donde vienen las confrontaciones con sus progenitores. A los chicos ya no les da miedo el fracaso, pero a sus padres sí, y eso impide que les dejen conseguir sus metas.
 
El especialista ha detectado que los niños ya no obedecen órdenes por la sencilla razón de que son dictadas por una autoridad. Los jóvenes ahora comprenden con ejemplos, por eso es vital que exista congruencia entre lo que los padres dicen y hacen. Ya no solo es importante la autoridad legal sino también moral. Esto permite crear sintonía con ellos.
 
Ahora, las nuevas generaciones piensan que los logros de sus padres no son actuales y buscan otros caminos. La idea del experto no es dejar a la deriva a los hijos sino guiarlos en lo que quieren y no limitarlos. “Los padres están interesados en que sus hijos estudien, se llenen de maestrías. Los títulos son buenos, pero eso debe decidirlo el adolescente. Si estudia, que sea por vocación, las universidades están llenas de jóvenes que estudian por obligación”.
 
A veces la formación no basta si el niño o adolescente no sabe comportarse en un entorno organizacional. Muchos quieren encontrar afectividad en ese ambiente, pero ese no es el lugar para buscar reconocimiento sino eficacia y contribución. Cuando no lo entienden, vienen las decepciones. El especialista ha encontrado que en la actualidad no solo se requiere de una formación académica sino de eficacia, que tiene que ver con la fe que tiene la persona de que las cosas van a salir como las piensa.

Para formarlos en la fe. En ese camino es necesario que los padres aprendan a escuchar a sus hijos, que investiguen sobre lo que quieren y que lo analicen objetivamente sin prejuicios. Solo allí podrán determinar si sus decisiones son positivas.  
No es el tiempo de las imposiciones. El Coach Walter González sugiere por eso que los padres guíen a sus hijos para que las soluciones salgan de ellos mismo. Ahora el éxito está dado por la satisfacción interna de las necesidades. El hecho es que ellos sí quieren alcanzar el éxito, pero su concepto no está a la par de lo que pensaban o piensan sus padres. Es hora de romper paradigmas.

(Extracto de Entrevista  al Coach Walter González para  revista La Familia – Ecuador)
 
Temario
 
La evolución del Miedo
Del pánico al temor
La fe vs confianza personal
Los filtros mentales
Paradigmas Condicionamiento Prejucicios
El legado basado en las virtudes
Mejorando la comunicación entre padres e hijos
El raport o sintonia con los hijos
Desarrollo personal para padres
Conclusiones
Plan de Acción
 
Para información de costos y disponibilidad de fechas: Contáctenos